7 consejos para vestir de entretiempo en primavera

¿Qué ponernos en primavera, cuando por la mañana hace frío y por la tarde hace más calor y nos sobra la mitad de la ropa?

Unos trucos de estilo para no parecer un mix de estaciones

Después de unos días de calor por el norte, ha vuelto la lluvia y una bajada de las temperaturas. Además, en aquellas zonas geográficas donde existe el “entretiempo”, en primavera y en otoño a menudo hace mucho frío por la mañana y calor por la tarde.

¿Cómo vestirnos en primavera sin pasar frío por la mañana y sin que nos sobre todo por la tarde?

Si la diferencia de temperatura entre la mañana y la tarde es extrema, lo fundamental es construir tu look con alguna capa de la que te puedas deshacer al avanzar el día, y abrigando por la mañana las partes de tu cuerpo en las que eres más “friolera”.

Aquí tienes 7 consejos para adaptar tus looks a las diferencias de temperatura entre la mañana y la tarde:

  1. Es importante haber hecho el cambio de armario para poder tener disponibles prendas de entretiempo (pantalones, blusas, etc) y poder mezclarlas en capas con otras prendas más ligeras de primavera / verano (tops más ligeros, calzado algo abierto o más “fresco”, etc).
  2. Cada persona es distinta: ¿En qué parte de tu cuerpo pasas más calor por la tarde? ¿Pies, parte de arriba, brazos, piernas? Aplica capas que te puedas quitar por la tarde en la parte allí donde pases más calor. Si es en la parte de arriba, lleva una “tercera pieza”: un chaleco, suéter, cardigan o americana de la que te puedas deshacer, y piensa tu look de manera que quede bien también cuando te quites esa pieza. En cuanto al calzado, puedes llevar medias y quitártelas a media tarde (lo mismo si llevas falda). Si la diferencia de temperatura es super extrema (mucho calor por la tarde) y puedes permitirte acarrearlas, puedes llevar unas sandalias de recambio.
  3. Si por la tarde pasas mucho calor sobre todo en los pies, utiliza desde la mañana un zapato semiabierto: unas mules, slingback o d’orsay o un zapato muy escotado (en la imagen de izquierda a derecha), con el que no pasarás demasiado frío por la mañana, y que agradecerás por la tarde. Los hay de todas las alturas de tacón y de todos los estilos.

4. Echa mano de las prendas transversales (las que puedes usar todo el año): vaqueros de grosor medio o camisas o blusas, etc, y apórtales una prenda más ligera; por ejemplo a los vaqueros un top de color primaveral con una chaqueta que te puedas quitar por la tarde. O a esa blusa que también utilizas en invierno, acompáñala de unos pantalones en un tejido más ligero y fresco. De esta forma, el “peso” y el calor de tu look se aligerará. Aquí un ejemplo de cada:

blusa entretiempo
blusa otoño en primavera

5. Utiliza foulards o pañuelos para abrigarte por la mañana cuello y hombros, que puedas doblar y no ponerte por la tarde.

6. Si la diferencia es muy extrema, sal con una prenda de abrigo ligera por encima, que según cuánto de “seria” tengas que vestir en función de tu trabajo o de tu estilo de vida puede ser:

    1. Un abrigo de primavera
    2. Un blazer / cardigan, o ambos
    3. Un plumas ligero (o de los que puedes guardar plegados en una bolsita)
abrigos de primavera

Una prenda de este tipo es una muy buena inversión para entretiempo (primavera y otoño). Super truco: si es del color de tu pelo, te quedará bien en todas las estaciones.

7. Haz un sitio en tu bolso donde puedas meter lo que te quitas por la tarde (el suéter, el foulard, las medias…). Y además, para primavera, evita las medias gruesas si puedes, y deja de utilizarlas lo antes que puedas. Hacen los looks muy “invernales”.

Cuéntanos: ¿Cuáles son tus trucos?

 © El contenido de este post es original de Kris Villarta – Armonik Imagen Personal 2020. Todos los derechos reservados.

Deja una respuesta

Cerrar menú